Temas candentes cerrar

El Bayern goleó 7-1 y sacó chapa de candidato

Con un hat-trick de Lewandowski, un doblete de Müller y tantos de Gnabry y Sané, los alemanes bailaron al Salzburgo y están en cuartos.

A este Bayern Munich, que es rápido y furioso, no se lo puede perdonar. Darle una vida extra es un error imperdonable. Es imposible saber qué podría haber pasado si Nicolás Capaldo metía el 1-0 en el Allianz Arena antes de los tres minutos de juego: el ex Boca tuvo una chance clarísima pero Coman le desvió un remate que tenía destino de gol... Es probable que con la enorme jerarquía individual y colectiva, los de Nagelsmann lo hubiesen dado vuelta de todas formas. Sin embargo, ese golpe casi conectan los austríacos fue lo que necesitaron los bávaros para reaccionar y en menos de media hora liquidaron las historia: baile 7-1 y pasaje a los cuartos de final de la Champions.

Lewandowski se llevó la pelota (Reuters).

Lewandowski se llevó la pelota (Reuters).

Apenas diez minutos necesitó Robert Lewandowski para llevarse la pelota a su casa y meter a su equipo en la siguiente ronda. The Best confirmó que está en un gran momento: sus primeros dos tantos (a los 12' y 21') fueron por penales que le cometieron a él y que transformó en gol sin ponerse nervioso. El 3-0, cuando el reloj todavía no había llegado a los 23', también tuvo su firma. Recibió un gran pase de primera de Thomas Müller y contó con la fortuna que la pelota dio en el palo y le quedó servida. Sí, le salen todas... A la goleada en media hora la decoró Serge Gnabry, autor del 4-0.

Mirá también
Pochettino:

Los números de Lewandowski en esta temporada meten miedo y justifican el porqué detrás de la decisión de la FIFA de galardonarlo como le mejor jugador del planeta. Tiene más goles que partidos jugados: ¡42 festejos en 35 encuentros! Con el hat-trick -el más rápido en la historia de la Orejona- de este martes, su registro en la actual Champions es de 12 tantos en ocho partidos.

Müller hizo un doblete en el segundo tiempo (AFP).

Müller hizo un doblete en el segundo tiempo (AFP).

Así como al primer tiempo le sobraron 15 minutos, al partido le quedó de más todo el complemento. Con el 4-0 conseguido en media hora del PT, el Bayern jugó los segundos 45' a media máquina y cuidó piernas de cara a lo que se le viene. Controló la pelota a su gusto, sin esa presión agobiante que es su marca registrada, y al trote amplió la goleada: Thomas Müller marcó el quinto y el sexto, y Sané puso el 7-1 final. Los austríacos, golpeadísimos, solo atinaron a juntar líneas y tratar de evitar más tantos por parte de los locales y se llevaron un premio consuelo: Kjaergaard descontó con un lindo zurdazo.

Mirá también
Guardiola: de
Capaldo tuvo una clara en el inicio del partido (AP).

Capaldo tuvo una clara en el inicio del partido (AP).

Tras las dudas que había sembrado el 1-1 en el partido de ida en Austria, los alemanes, punteros cómodos en la Bundesliga, reafirmaron su chapa de gran candidato para esta edición de la Orejona. Con los equipos españoles lejos de su época dorada (el Barsa ni pasó a octavos), con un PSG que no termina de engranar y este miércoles se juega el año ante el Real Madrid, con la Juve que no termina de encontrar el rumbo, solo el Manchester City parece estar a la altura de este implacable Bayern.

Mirá también
¿Cómo le fue a la Selección Argentina en los últimos partidos en la Bombonera?
TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA
Shotoes similares