Temas candentes cerrar

El consejo del jugador más joven en debutar en Boca para Valentín Barco

Denny Ramírez siguió la presentación del Colo desde Laguna Blanca, en Formosa. ¿Qué fue de su vida? ¿Cómo vio al juvenil lateral izquierdo?

Valentín Barco jugó el viernes en la Primera con 16 años, 11 meses y 23 días, en un acontecimiento histórico que lo metió en la historia xeneize dentro del ranking de los más jovenes en debutar en Boca. El Colo, que completó un muy buen estreno, pasó a ocupar el cuarto lugar de esa lista que lidera un imbatible: Denny Ernesto Ramírez.

El debut de Denny fue un 8 de abril de 1982, días después del inicio de la Guerra de Malvinas, en un equipo que venía de consagrarse campeón del Metropolitano 81 pero ya había perdido a Diego Maradona. Tenía 15 años, 11 meses y 25 días

Mirá también
De Beraldi a Riquelme:
Mirá también
Russo probó el 11 para ir a Brasil

"El mejor regalo de cumpleaños de mi vida me lo hice yo, o el técnico que me puso, porque a los seis días cumplí 16", le cuenta el ex futbolista a Olé desde Laguna Blanca, en Formosa.

El debut a los 15

Ramírez llegó a Boca en 1981 desde la misma ciudad en la que vive actualmente. Ya jugaba en la Primera de Atlético, su club de toda la vida, cuando surgió la posibilidad de probarse en un equipo grande de Buenos Aires.

Con el pasaje pagado por su abuela que era enfermera, viajó con "la ilusión de quedar", y quedó. Su familia futbolera ya lo había preparado mentalmente para el gran cambio, con las responsabilidades que debía tener en la ciudad. "Sabía que no iba para joder", explica.

Denny Ramírez, debajo de Gatti, entre Passucci y Perotti.

Denny Ramírez, debajo de Gatti, entre Passucci y Perotti.

En ese momento, ya instalado en la pensión de La Candela, Denny llegó para jugar en la Séptima, pero como los horarios de entrenamiento no coincidían con los de la escuela secundaria a la que iba en Isidro Casanova, hacía ejercicios aparte y también se sumaba a las prácticas de la Cuarta o la Quinta División.

"Estaba como relegado, y así se dio un día que en la otra cancha estaba practicando del equipo que había salido campeón, de carne y hueso, a los que veías en imágenes en Laguna Blanca en revistas que pedíamos prestadas, porque no daba para comprarlas", cuenta Ramírez.

Denny Ramírez, con Trobbiani y Benítez.

Denny Ramírez, con Trobbiani y Benítez.

"Surgió que (Vladislao) Cap le preguntó a (Ernesto) Grillo si tenía un nueve y ahí me dijo: 'Ramírez, andá con la Primera'. Me abrieron el portón, pasé a la cancha auxiliar, y Cap me dijo que hiciera la función del Tigre (Gareca). Y le hice tres goles a Gatti, lo hice gatear tres veces con todo lo que era Gatti, y yo con 15 años...", agrega.

Luego de ese entrenamiento, estuvo toda la semana hasta el mismo Cap le dijo "nene, vuelva a su división". Como el campeonato juvenil no había empezado, jugó un amistoso para una categoría más grande ante Morón y anotó otra tripleta. Enseguida, por sus goles, sumó un partido en Reserva. Y después, otra vez, la Primera. Pero ya para concentrar para un partido por los puntos, por el campeonato Nacional 82.

"El técnico dijo que miremos la pizarra antes de irnos y ahí, a mi izquierda, busqué mi nombre de los que iban a concentrar y estaba en el lugar 18. Decía 'Ramírez Denny'. Mentalmente pensé que iba a concentrar, algo que no estaba en mis planes. Al otro día, en la charla, el técnico me dice que iba a jugar de nueve, primero me dio las indicaciones individuales y después la forma en que íbamos a jugar. Y todos felicitándome".

Mirá también
Video: el resumen de Unión 1 - Boca 1

"Era todo nuevo, ¡una alegría! Sabía que estaba por defender los colores de un grande y encima de mi club. ¡¡¡Compartí la mesa con Mouzo, Gatti Suárez, los últimos campeones y campeones de América!!! Por poco no le decía Don Gatti o Don Loco, por el respeto que le tenía. El miércoles concentramos, el jueves a la mañana me enteré y ese mismo día jugamos. Y sabiendo que reemplazaba al Tigre...".

Fue victoria 2-0 ante Mariano Moreno de Junín en la Bombonera, con dos goles de Cacho Córdoba, ambos de penal, uno de los cuales se lo hicieron a él. Boca formó con Gatti; Suárez, Tesare, Mouzo, Córdoba; Benítez, Passucci, Krasouski; Zanabria, Perotti y Ramírez.

El consejo para Barco

En Laguna Blanca, 39 años después, Denny vio el debut de Barco y automáticamente se vio reflejado. "Debe saber que le tocó por sus condiciones, ahora que aproveche y sepa que todos los días es una prueba, y que tiene que demostrar por qué estuvo ahí y está ahí. Yo ya lo venía siguiendo y anoche mostró algunas cosas, los centros, que es encarador y que es vivo para jugar. ¡Que no baje los brazos aunque mañana no juegue o no esté en la lista!", aconseja desde su experiencia.

"El que está adelante suyo que sepa que Valentín Barco está ahí. Cuando el titular pestañee que sepa que está Valentín Barco. Y primero tiene que pensar en su familia por el gran sacrificio que hizo por él. Que se meta en la cabeza que se puede, que tenga ese sentimiento y amor propio de jugar y defender la camiseta con alma y vida como necesita un jugador de Boca".

La experiencia de la primera vez, según Ramírez, depende de la educación futbolística y personal, también del apoyo de los compañeros. "En el vestuario seguro verían mi rostro, que expresaba felicidad. Yo susto nada, quería jugar y divertirme. Sí tenía mucha ansiedad de que empiece, parecía que no pasaba nunca".

Mirá también
El debut viral del Colo Barco
Mirá también
El posteo del Colo Barco, a quiénes sigue en redes y el mensaje de Boca Predio

Una vez en el campo, con las tribunas repletas a diferencia de lo que le tocó a Barco, Denny vivió el primer momento que lo dejó freezado, cuando la hinchada empezó a corear los nombres. "Gatti, Mouzo, Tesare. Cada uno con su cantito tradicional. Hasta que me tocó a mí y la misma que le cantaban al Tigre me la cantaron a mí. 'Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir, los goles de Ramírez que ya van a venir'. ¡Ahí aterricé! ¡Esto es Boca, acá hay que ganar! Todos cuando les cantaban levantaban las manos, pero yo estaba elongando y se me tuvo que acercar Passucci y avisarme. 'Denny, levantá las manos sino estos van a cantar hasta mañana'. Me quedé paralizado, jajaja".

Gracias a Boca integró las selecciones juveniles Sub 19 y Sub 23, con las que jugó campeonatos en Paraguay y Singapur, con compañeros como Tata Martino, Angel Comizzo, Hoyos, Cancelarich, Néstor Lorenzo y Carlos Mayor.

Denny con su papá Ernesto Ramón Ramírez.

Denny con su papá Ernesto Ramón Ramírez.

Con la Sub 23, en la Singapore Merlion CUP en 1984. Arriba: Spotorno (River), Alonso (Estudiantes)- P. Monzón (CAI), Lamadrid (Racing), Hoyos (Talleres), Comizzo (Talleres) y Martino (NOB). Abajo: Theyler (NOB), Ramírez (Boca), C. Buffarini(CAI) y Lorenzo (Argentinos).

Con la Sub 23, en la Singapore Merlion CUP en 1984. Arriba: Spotorno (River), Alonso (Estudiantes)- P. Monzón (CAI), Lamadrid (Racing), Hoyos (Talleres), Comizzo (Talleres) y Martino (NOB). Abajo: Theyler (NOB), Ramírez (Boca), C. Buffarini(CAI) y Lorenzo (Argentinos).

En un torneo Juventud de América en Asunción, con la Sub 19. Arriba: Cancelarich (Ferro), Spotorno (River), Mayor C.( Argentinos), Vázquez (Ferro), Lorenzo (Argentinos), Astegiano (Racing).
Abajo: Lamadrid (Racing), Sen (NOB), Herrera (Boca), Ramírez (Boca) y Alonzo (Estudiantes).

En un torneo Juventud de América en Asunción, con la Sub 19. Arriba: Cancelarich (Ferro), Spotorno (River), Mayor C.( Argentinos), Vázquez (Ferro), Lorenzo (Argentinos), Astegiano (Racing). Abajo: Lamadrid (Racing), Sen (NOB), Herrera (Boca), Ramírez (Boca) y Alonzo (Estudiantes).

¿Qué fue de su vida?

De Boca pasó a préstamo a Estudiantes de Buenos Aires, como parte de pago por el Mosquito Monroig, y todo anduvo bien hasta que sufrió una dura lesión. "Ligamentos cruzados, rótula, meniscos... En esa época no era fácil", explica. "Volví dos años más pero sentía la rodilla pesada, y en 1989 me vine otra vez a Formosa. Estudié, me recibí en la secundaria, hice cuarto y quinto, y estuve de preparador físico en mi ex club, estudié para técnico, fui técnico, y a medida de eso empecé el magisterio de docente", relata en la charla con Olé.

Desde 1995, Ramírez es docente, maestro de grado, en la EPEP N°61 Don Félix Ergasto Ramirez, de Laguna Naineck, y también trabaja en la Delegación Zonal Pilcomayo de Laguna Blanca, dependiente del Ministerio de educación de la Provincia de Formosa. "Me gustan los chicos, me gusta enseñar", cuenta. Y también sigue vinculado al fútbol como presidente de la liga local.

Con sus hijos Vrenely Elizabeth, Denny Ezequiel Careli Eylen.

Con sus hijos Vrenely Elizabeth, Denny Ezequiel Careli Eylen.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA
Shotoes similares