Temas candentes cerrar

Los secretos del brote de coronavirus en Boca

Aunque es imposible determinar cómo ingresó el virus a la burbuja, los propios protagonistas dieron señales de que el protocolo no se cumplió al pie de la letra. Acá, un repaso de cada una de esas fallas. Ay...

Algo se hizo mal. En poco menos de 96 horas, casi 20 integrantes del plantel de Boca contrajeron Covid-19 mientras permanecían aislados en el que era, a priori, el lugar más seguro para todos. La burbuja explotó y el virus atacó a jugadores, auxiliares y empleados del club, lo que llevó a Miguel Russo (doble factor de riesgo) a tener que abandonar la concentración y al cuerpo médico, a suspender de los entrenamientos hasta el jueves de esta semana, el día que se conocerán los resultados de una nueva tanda de testeos.

El plantel de Boca, aislado por coronavirus.

El plantel de Boca, aislado por coronavirus.

Mirá también
Efecto Covid en Boca: Seba Pérez no viaja a Portugal

Aunque resulta imposible determinar de qué manera penetró el virus en la burbuja, sí queda claro que Boca cometió errores y eso, muy probablemente, haya colaborado con la expansión del virus. En Olé te contamos los secretos de un brote viral que, en la recta final de la preparación (visita a Libertad el 17/9), afectó tanto la salud de los jugadores como las aspiraciones del Xeneize en la Copa Libertadores.

Mirá también
Ramón Díaz:

El foco infeccioso en la pensión

La cocina de la pensión, donde trabajan los empleados infectados (Prensa Boca).

La cocina de la pensión, donde trabajan los empleados infectados (Prensa Boca).

A mediados de agosto se registraron cuatro casos en Boca que encendieron las alarmas. No se trataba de jugadores de Primera, sino de cuatro cocineros de la pensión del club, donde precisamente se encontraban hospedados Walter Bou, quien había vuelto de su préstamo en Unión de Santa Fe, y Agustín Lastra, el arquerito tucumano de la Reserva. Pocos días después, tanto la Panterita como el juvenil dieron positivo en un testeo de rutina en el predio de Ezeiza, el mismo día que saltó el caso de Iván Marcone.

En medio de versiones cruzadas, Agostina Lastra salió a aclarar en las redes que su hermano no se había contagiado en Tucumán, donde había pasado la mayor parte de la cuarentena, sino en Boca, donde cumplía el aislamiento preventivo de 14 días tras su viaje. De tres testeos, uno en su provincia y otros dos en Buenos Aires, sólo el último había dado positivo: el único posterior a hospedarse en la pensión.

Mirá también
Una Copa para encarar con espíritu

Los "falsos positivos"

Bou primero dio positivo y después negativo. ¿Tenía o no tenía? (Prensa Boca)

Bou primero dio positivo y después negativo. ¿Tenía o no tenía? (Prensa Boca)

Los infectólogos consultados por Olé coinciden en que es muy poco probable que se registren casos de "falsos positivos" (la cifra en la Argentina oscila entre un 1% y un 3%). Sí, en cambio, es frecuente que una persona que haya contraído el virus de negativo debido a su baja carga viral o alguna falla en el procedimiento. Sin embargo, Boca informó que Bou y Lisandro López habían dado positivos en primera instancia (testeo rápido) y que luego, tras un examen serológico, se había comprobado que en realidad no portaban la enfermedad.

Mirá también
Explotó la burbuja de Boca: causas y consecuencias

Dato no menor: Bou y Licha, que enseguida de se incorporaron al trabajo, compartían grupo de entrenamiento con Marcone, uno de los primeros infectados del plantel junto a Agustín Almendra, que ni siquiera llegó a practicar en Ezeiza. Es más, el Gordo todavía no pudo reincorporarse a las prácticas presenciales y ya lleva varias semanas aislado en su casa, intentando recuperarse.

Mirá también
Cinco respuestas al brote de coronavirus en Boca
¿Salvio debió guardarse más días? (Prensa Boca).

¿Salvio debió guardarse más días? (Prensa Boca).

Según infectólogos consultados por Olé, Bou, Licha y Salvio, otro de los jugadores que practicaba junto a Marcone, debieron haber respetado las dos semanas de aislamiento más allá del resultado de los estudios, ya que podían estar incubando la enfermedad.

¿Cómo procedió Boca? El viernes 21, tres días después de que saltaran los positivos, mandó a la cancha a Bou, Licha, Salvio y otros cinco juveniles que se entrenaban con Marcone (Zeballos, Giampaoli, Medina, Varela y Sández) por considerarlos libres del virus. El lunes 24 arrancó la burbuja. 

Mirá también
Tevez, señalado por salir de la burbuja

Las concentraciones de a dos

Tevez mostró en TyC que concentra con Ábila (TyC Sports).

Tevez mostró en TyC que concentra con Ábila (TyC Sports).

Un punto clave en toda esta historia. Rubén Argemi, médico de Boca, admitió en Fox Sports que no todos los jugadores se concentraban de manera individual y que algunos compartían habitación. De hecho, Carlos Tevez salió este lunes al aire en TyC Sports y durante la transmisión en vivo desde el hotel Howard Johnson se vio que a su lado, sin barbijo ni respetar la distancia social, se encontraba recostado Wanchope Ábila.

El protocolo de Conmebol, que no aplica para entrenamientos pero sí para el antes, durante y después de los partidos, es claro en ese sentido. En el apartado "Recomendaciones para viajes y desplazamientos", sugiere que, al llegar al hotel, las delegaciones oficiales deben contar con "habitaciones singles para todos los integrantes".

Mirá también
El protocolo de Conmebol recomienda concentrarse de a uno.

El protocolo de Conmebol recomienda concentrarse de a uno.

Más adelante, en el capítulo sobre "Especificaciones para árbitros, VAR, oficiales de partido y staff de Conmebol", insiste con esa idea: "En el hotel, en todo momento se debe mantener el aislamiento tratando de guardar una distancia segura, incluso durante las comidas, evitando las reuniones de grupo. Siempre que sea posible, ocuparán habitaciones individuales".

Mirá también
Coronavirus: 9.309 casos y 203 muertes en Argentina

La salida de Tevez de la burbuja

Tevez salió de la burbuja para visitar a su papá (Prensa Boca).

Tevez salió de la burbuja para visitar a su papá (Prensa Boca).

Con permiso del cuerpo técnico, Carlitos abandonó la concentración de Boca para ir a visitar a su padre, Segundo, quien justamente se encuentra internado, recuperándose de un severo cuadro de coronavirus. Y eso, más allá de ser un motivo más que justificado desde el punto de vista personal, favorece el tránsito del virus. En la NBA y la MLS, por ejemplo, toda persona que deje la burbuja debe cumplir con el aislamiento.

El lunes, cuando al Apache le consultaron en TyC acerca de si había salido o no de la burbuja, sólo río y explicó que "se van a decir un montón de cosas". En la misma charla manifestó que había pasado por la habitación de sus compañeros "a darles tranquilidad", cosa que tampoco se puede hacer.

Mirá también

La ducha en el predio

En Ezeiza estaba prohibido usar los vestuarios, pero los jugadores se bañaron los días de mucho frío.

En Ezeiza estaba prohibido usar los vestuarios, pero los jugadores se bañaron los días de mucho frío.

Uno de las recomendaciones importantes es que los jugadores lleguen al lugar de entrenamiento ya vestidos con ropa deportiva y que, una vez finalizada la práctica, se suban a sus autos para luego bañarse en sus casas. El médico de Boca, sin embargo, contó que los jugadores se habían bañado en el predio los días de mucho frío o lluvia, para evitar enfriamientos y que los muchachos no se engriparan.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

'); $("#activateComments").trigger('refreshPlugin'); } $(document).on("wa.login", function(e, user){ refreshCommentPlugin(); });

Shotoes similares