Temas candentes cerrar

Alba Rueda sobre el Cupo Laboral Trans: "Es un día histórico"

La subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, explica los alcances del decreto.

A través de un Decreto el Gobierno estableció el Cupo Laboral Trans. De esta manera se garantiza que un mínimo del 1% de la totalidad de cargos y contratos del sector público nacional, en cualquiera de las modalidades de contratación vigentes, serán ocupados por travestis, transexuales y transgénero.

"Es un día histórico", dice a Clarín Alba Rueda, subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad. Rueda es una mujer trans que ahora es funcionaria, pero ha sido militante por los derechos de las personas trans y travestis durante décadas.

–¿Por qué es un día histórico? ¿Cuántos años lleva esta lucha?

–Es un día histórico para toda nuestra sociedad porque implica el reconocimiento del Estado sobre su responsabilidad en generar respuestas frente a la desigualdad estructural. Respuestas que tienen que ver con la protección de los derechos y, principalmente, porque, en este caso, abordan uno de los ejes fundamentales de la desigualdad en perspectiva de género y diversidad. Las personas travestis, transexuales y transgénero hemos vivido a lo largo de nuestra vida, a lo largo de la historia argentina, mucha violencia. Y esta violencia se tradujo efectivamente, no solamente en una expulsión, muchas veces, de nuestros ámbitos familiares, sino también dentro de los demás ámbitos como el educativo, el de salud y en el laboral.

Alba Rueda en una marcha del orgullo gay.

Alba Rueda en una marcha del orgullo gay.

A partir de este cupo, no solo se establece el acceso al empleo sino también a la formación laboral. Se pueden completar estudios de modo de cumplir con la normativa vigente en el empleo público en materia de formación educativa obligatoria.

"Principalmente, es la consecuencia de una lucha que se sitúa a lo largo de los años porque efectivamente hay organizaciones sociales, organizaciones de personas travestis y trans que llevaron adelante esta enorme convocatoria al cupo trans en nuestro país", agrega Rueda.

Y explica que el Cupo también se vincula con la aprobación y la sanción, en 2015, de la Ley Diana Sacayán en la Provincia de Buenos Aires, que posibilitó que la agenda de las organizaciones y los movimientos sociales formen parte de la agenda pública "para dar respuesta a la exclusión histórica y efectivas, creando oportunidades reales y concretas".

Alba Rueda ahora trabaja en el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad

Alba Rueda ahora trabaja en el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad

–El promedio de vida de trans, travestis y transgéneros es de 40 años, la mitad que el resto de la población.

–En el año 2020 esto es absolutamente inaceptable. Esta medida está relacionada justamente con abordar una integralidad de derechos que se traduce en este cupo trans. Implementar acciones contra la desigualdad estructural se vincula con generar condiciones de vida mejores que transformen ese promedio de expectativa de vida de las personas trans. No solamente se pone en valor el resguardo en el acceso al empleo, sino también en otra serie de derechos que son fundamentales, como tener la oportunidad de terminar de estudiar, capacitación laboral y desarrollarse en ámbitos libres de discriminación, el acceso a la salud, a través de contar una obra social y con aportes jubilatorios, que garantizan una proyección de vida muy distinta.

–El cupo laboral es lo urgente, pero ¿qué otras acciones se necesitan para terminar con la desigualdad estructural de trans, travestis, transgéneros?

–Es un paso importante en políticas públicas. Estamos en un momento de la historia que quizá sea una inflexión, donde pasemos del reconocimiento de los derechos de la diversidad, con las leyes de Identidad de Género y Matrimonio Igualitario a implementar políticas reales y efectivas que puedan traducir una inclusión real para las personas trans. En la visibilidad de las desigualdades estructurales que deben ser modificadas en nuestro país hay que transformar nuestras instituciones y reconocer la diversidad que habita en nuestras sociedades para traducir oportunidades dentro de los ámbitos laborales. Necesitamos una ley que amplíe este cupo a todo los ámbitos del Estado, para que esté resguardado el acceso laboral en el ámbito legislativo y judicial, y así abordar otros aspectos que hacen a la desigualdad.

Rueda también habla de "abordar la violencia que sufren niñes y adolescentes en términos de violencia simbólica y física no solo en ámbitos escolares, sino también de espacios familiares que no reconocen la identidad de género y ejercen violencia física y emocional, generando una vulneración que estructura nuestras vidas futuras".

Otra de las medidas -plantea Rueda- es reconocer a las travestis trans que sobrevivieron a la violencia institucional que durante muchos años se tradujo en un acoso sistemático basado en la persecución a la identidad de género, con la aplicación de los edictos policiales: "Para ellas es necesario y también urgente, una reparación".

Alba Rueda en una charla con Clarín

Alba Rueda en una charla con Clarín

–¿Cómo podemos como sociedad terminar con la discriminación y los prejuicios?

– Parte del modo en el que podemos traducir acciones de igualdad y de diversidad es lograr el reconocimiento de nuestros cuerpos dentro de todas nuestras sociedades diversas. También se necesita del resguardo, la protección de los derechos, pero también a la promoción de nuestros derechos en todas las instituciones y ámbitos. En ámbitos culturales, educativos, contar con una salud inclusiva. Tiene que ver con resguardar derechos fundamentales, que hacen al paradigma de la no discriminación, y además abraza el paradigma de los derechos humanos que tanta importancia tiene en nuestro país.

Se trata de derechos humanos.

–Significa justamente reconocer que los derechos de las personas no son abstractos. Tiene que ver con poder ejercerlos y ejercitarlos, con reconocer no solo la desigualdad sino poder actuar frente a ella. La acción del decreto que crea el cupo trans en la Administración Pública Nacional es un paso importante para hablar de derechos humanos para todas las personas, atendiendo a la perspectiva de género y diversidad. Es importante, además, reconocer que nuestras sociedades son diversas, pero no igualitarias. Cuando se expresa nuestra identidad de género aparece un sistema de violencias, sobre todo la naturalización de estos aspectos. Por eso, es fundamental que se puedan abrir espacios laborales para poner en valor nuestra capacidad laboral dentro de nuestras instituciones, dentro de nuestras sociedades.

–¿Cómo se va a instrumentar?

–A partir de la creación del registro de personas travestis transexuales, transgénero aspirantes a ingresar al sector público nacional. Este registro va a estar en nuestro Ministerio, con lo cual nuestra misión, nuestra tarea, nuestra responsabilidad, es poder constatar los perfiles laborales de las personas que se inscriban y ponerlas a disposición de todas las jurisdicciones y entidades de la Administración Pública Nacional para que, a medida de que efectivamente se vayan creando los espacios vacantes, se contrate a las personas disponibles. A la vez, se va a constituir una unidad de coordinación interministerial, en la que no está solo presente nuestro ministerio sino también otros organismos fundamentales del Estado, por ejemplo el INADI, el Ministerio de Educación, representantes de la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Nación. Es un hecho histórico que sin dudas amplía los derechos de la población trans y va a tener un impacto muy significativo. Y sin dudas, este es un primer paso, un piso de derechos, y el objetivo siempre es seguir ampliándolo.

Mirá también
El Gobierno estableció por decreto un cupo laboral para travestis, transexuales y transgénero
Mirá también
El mensaje de Alberto Fernández por el Día del Orgullo LGBTI+:
Shotoes similares
Los shotoes más populares esta semana