Temas candentes cerrar

Día del orgasmo femenino: tres libros muy diferentes para acercarse al placer

Desde la experiencia íntima de una prostituta hasta el intento por sacarle a la menstruación su etiqueta tabú, pasando por orgasmos, posiciones y mandatos a derribar.

Un recorrido por las librerías buscando libros de sexo nos hará encontrar con sexólogas, investigadoras varias y hasta una trabajadora del sexo que se ha revelado como escritora.

Sexo y lectura, una pareja que se ha llevado bien a lo largo del tiempo. Aquí, algunas propuestas

Todo sobre tu vulva. Apuntes sobre el placer (Planeta), un libro que hace eje en las personas con vulva y su posibilidad de placerear (sí, bienvenido el neologismo placerear, orgasmear y squirtear) que recorre la historia del clítoris desde la Antigüedad a nuestros días, para problematizarlo todo.

“Las personas con vulva siempre hemos vivido para el placer de otros, sin conocer nuestros cuerpos, nuestras ganas, nuestros gustos y deseos” dice Tati Español, su autora. “Por eso digo que es un bajón seguir el manual, porque terminamos de un mandato al otro: ‘ahora tengo que squirtear’ o ‘tengo que orgasmear así o acabar de tal manera’. El manual atenta contra lo personal porque incentiva a buscar lo mismo que tienen las demás. Y entonces aparecen los miedos e inseguridades: ‘¿lo estoy haciendo bien?’ ‘¿soy normal?’ ‘¿a dónde tengo que llegar?’ Y no hay una receta, ni un juguete, ni un modo de tener un orgasmo o una eyaculación”, dice la especialista, que mantuvo en pandemia sus talleres online, un Instagram muy activo y finalmente publicó el libro que reúne gran parte de todo ese conocimiento acumulado.

[”Todo sobre tu vulva” se puede adquirir, como ebook, en Bajalibros, clickeando acá.]

En este manual antimanual, Tati Español cuestiona, problematiza, invita al juego y a la experimentación. Hay un capítulo polémico dedicado al porno y otro que ahonda en el sexo en tiempos feministas. Además tiene ilustraciones anatómicas y otras muy sensuales y lúdicas, una gráfica destacable y una invitación abierta al juego: “Para placerear/orgasmear hay personas que necesitan: (viene la lista) chapar por horas/ una conversación interesantísima / un coqueteo intenso / coger cinco horas/ coger cinco minutos/ que les muerdan/ bailar/vibración/ mirar/ oler/ …”, y la lista continúa.

Es que el libro despliega una gran invitación a huir de todo sometimiento y armar la bitácora personal del placer, “que además cambia con el tiempo, con la edad, con la vida”, asegura la autora que en estos días prepara Placera, una comunidad de intercambio e investigación.

Cuando el sexo es trabajo, el discurso sobre el placer vira hacia el debate legal y social. ¿Existe el trabajo sexual como decisión autónoma o siempre implica ejercicio de explotación? ¿Hay goce o es puro esclavismo? Prohibiciones, permisos, leyes, consumo y vida privada entran en consonancia con el placer, el derecho a elegir, el consumo ¿de cuerpos o servicios? Y más: gremialismo, sindicato, horas extras.

Georgina Orellano trabaja como prostituta hace más de quince años, es Secretaria General de AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina) y autora de un libro imprescindible para entrar a estas filosas preguntas: Puta feminista. Historias de una trabajadora sexual (Sudamericana).

¿Quién podría imaginar a una puta escribiendo un libro? “Ni yo misma”, dice Orellano. Puta feminista tiene una prosa adictiva y no sólo impacta porque cuenta “hechos reales” sino porque su ambiente toca espacios conocidos, sensibles para el lector. Y va más allá: “A ciertos marcos teóricos les falta calle y clase obrera, esa a la que las putas orgullosamente pertenecemos”, dispara la autora en el prólogo y fija un pacto de lectura insoslayable desde un “nosotras” (las putas).

También la intimidad se deja leer en sus páginas: “Yo me sentí prostituta aún no ejerciendo”, confiesa Orellano para afirmar: “Ya siendo trabajadora sexual aprendí a poner condiciones, a decir esto sí lo hago, esto otro no; cobro tanto, voy a tal hotel, mi servicio dura tantos minutos. A veces voy a trabajar sin ganas, preferiría quedarme en mi casa, ¿a quién no le pasa?”.

[”Puta feminista” se puede adquirir, como ebook, en Bajalibros, clickeando acá.]

Puta feminista trama autobiografía, amor, cuerpo, placer sexual y dinero, una ecuación compleja que tensiona la lectura de cada una de sus páginas. “Sufrí más estando enamorada que trabajando de puta, aunque les de afuera crean que en nuestras casas estamos a salvo y que los únicos machistas son los clientes de lxs trabajadorxs sexuales. La calle me dio esa libertad que en mi casa me prohibieron, la calle me enseñó lo que en mi casa ni se hablaba. Déjenme decirles, hermanas, que amar desde el desapego al menos no duele tanto”. Una mirada inquietante que desafía cada momento de lectura.

La licenciada Cecilia Ce tiene tres libros sobre sexo publicados: Vinculear, Carnaval toda la vidaySexo ATR (los tres de editorial Planeta). Tiene también una columna sobre sexo en el programa de radio Perros de la calle (Urbana Play FM).

“El vibrador es muy efectivo, no te pregunta cómo estás, no te acaricia, pero la vulva responde muy bien a la vibración. Hay un boom de los vibradores tan grande que bajaron las consultas por anorgasmias”, contó en una entrevista con Infobae durante la Feria del Libro.

Su lenguaje es descontracturado y humorístico, y sus temas van desde la anatomía a la estimulación sensorial femenina y masculina, la respuesta sexual, el orgasmo y las posiciones para tener relaciones.

[”Vinculear” y otros libros de Cecilia Ce se pueden adquirir, en formato digital, en Bajalibros, clickeando acá.]

En Vinculear se propone analizar y dar algunas respuestas a las relaciones sexuales de la actualidad. “El sexo ya no es el punto de llegada de las relaciones amorosas. El sexo es el lugar de partida de los vínculos, con fines afectuosos, románticos o no”, dice la licenciada Cecilia Ce y agrega: “Pero que el sexo se haya vuelto un fin en sí mismo no significa que la otra persona no tenga valor. Al contrario, la idea es devolverle la importancia que tiene el otro, la pareja sexual, y devolverles a estos encuentros la emoción”.

Ce propone pasar de la teoría a la práctica. En sus cursos y presentaciones se acompaña con un peluche con forma de vulva que le sirve para explicar anatomía y zonas erógenas. “El sexo necesita del ensayo y el error. Nadie nace sabiendo”, dice la especialista. Vinculear propone técnicas y posiciones ilustradas para ejercer el disfrute, la conexión y el cuidado con el otro.

Para seguir leyendo, investigando, explorando.

SEGUIR LEYENDO:

Cecilia Ce: el sexo como examen, el boom de los vibradores y las dificultades de los jóvenes para tener una erección
Tres en la cama y más tolerancia a la infidelidad: por qué la narrativa del sexo vive una apertura nunca vista
Shotoes similares
Los shotoes más populares esta semana