Temas candentes cerrar

Jessica Simpson reaparece físicamente irreconocible para hablar de su alcoholismo

“Hay mucho estigma en torno a la palabra alcoholismo”

Hubo un tiempo en el que Jessica Simpson era uno de los iconos juveniles por excelencia. A finales de los 90 publicó un disco que ya la catapultó a la fama. Luego llegarían más discos, las comedias juveniles en el cine, los realities con Nick Lachey, sus diseños de moda o su autobiografía más recientemente. Una mujer camaleónica y todoterreno que ha ido sobreviviendo a su fama.

Pero no sin problemas, sobre todo, en los últimos años. Acaba de compartir una foto en la que nos ha costado reconocerla y lo ha hecho para hablar de un problema que ha afectado a su vida.

“Esta persona, en la madrugada del 1 de noviembre de 2017, es una versión irreconocible de mí misma. Tenía mucho autodescubrimiento que desbloquear y explorar. Sabía que en ese mismo momento me permitiría recuperar mi luz, mostrar la victoria sobre mi batalla interna de respeto por mí misma y desafiar este mundo con una claridad penetrante”, escribía.

Se propuso salir de esa situación en la que estaba. “Personalmente, para hacer esto necesitaba dejar de beber alcohol porque mantenía mi mente y mi corazón dando vueltas en la misma dirección y, sinceramente, estaba exhausta. Quería sentir el dolor para poder llevarlo como una insignia de honor. Quería vivir como lo hace un líder y romper los ciclos para avanzar, nunca mirar atrás con pesar y remordimiento por cualquier elección que haya hecho y que haría por el resto de mi tiempo aquí dentro de este hermoso mundo”, ha continuado reflexionando.

Un problema sobre el que trabajar

Estos últimos años le han pasado muy rápido. “¡No puedo creer que hayan pasado 4 años! Siento como si hubieran sido dos. Creo que eso es algo bueno. Decir ah. Hay mucho estigma en torno a la palabra alcoholismo o la etiqueta de alcohólico”, admitía.

Ha hecho un trabajo interno difícil y arduo, pero finalmente localizó el problema. “El verdadero trabajo que tenía que hacer en mi vida era aceptar el fracaso, el dolor, el quebrantamiento y el autosabotaje. La bebida no era el problema. Era que no me amaba a mí misma. No respeté mi propio poder. Hoy lo hago. Me he portado bien con los miedos y he aceptado las partes de mi vida que son simplemente tristes. Soy dueña de mi poder personal con valentía conmovedora. Soy tremendamente honesta y cómodamente abierta. Soy libre”, confesaba sobre su estado actual.

Shotoes similares
Los shotoes más populares esta semana