Temas candentes cerrar

Palito Ortega, declarado visitante distinguido de Jesús María

El intendente Luis Picat mantuvo hoy un cálido encuentro con el artista que se presentará este domingo en el Festival y le entregó el decreto de reconocimiento.

La Municipalidad de Jesús María declaró a Ramón “Palito” Ortega como “visitante distinguido” de la ciudad.

El intendente Luis Picat fue el encargado de hacerle llegar este reconocimiento, en un encuentro que compartió este mediodía con el artista.

Antes de su presentación en el escenario Martín Fierro del Festival, Ortega recibió a Picat y compartió una cálida charla, en la que se mostró agradecido por la distinción y destacó el apoyo de la gente. “Es una alegría seguir recibiendo el cariño del público. Jesús María siempre me ha tratado muy bien”, dijo el artista y productor, que llega al Festival de Doma y Folklore en el marco de una gira despedida.

Además del decreto de reconocimiento, el artista se lleva de recuerdo de la ciudad una tabla del “Mejor Asado del Mundo”.

Palito Ortega.
Palito Ortega recibió una tabla con la inscripción
Palito Ortega recibió una tabla con la inscripción "El mejor asado del mundo". (La Voz)
El adiós a los escenarios de Palito Ortega

Palito Ortega comenzó su despedida de los escenarios hace unas semanas, con un explosivo show en el estadio Luna Park.

Ese concierto del cantante arrancó a puro pop, enhebrando uno tras otro viejos hits de otra época y otro mundo pero que en el Luna Park parecieron recientes.

Así se sucedieron Un muchacho como yo, Bienvenido amor, Viva la vida y Corazón contento, con un Ortega vestido, literalmente, de punta en blanco (zapatos, pantalón, camisa y saco con vivos dorados) y una banda acostumbrada a los grandes escenarios, que sonó siempre fuerte y al frente, con batería y caños (dos trompetas, trombón y saxo) al frente.

Dos guitarras, percusión, bajo, teclados y un coro de tres coristas terminaron de conformar el ensamble que, sobre el escenario, acompañó y sostuvo a Ortega en todo el show.

Junto a esto, una sólida escenografía, con una pantalla gigante que abarcó todo el escenario, sobre la que se proyectaron imágenes de Ramón Ortega de joven, figuras abstractas o fotos alusivas, enmarcadas en un estridente brillo pop, fue una de las notas salientes del concierto, que mantuvo en alto la energía a lo largo de las dos horas netas de duración.

El del Luna Park fue el primer concierto de la gira despedida de El Rey, llamada Gracias.

De acuerdo a la crónica de Télam, si algo dejó claro ese show fue que la efusividad, la devoción y la empatía que despierta Ortega en su público se mantiene tan fuerte como en sus mejores épocas. Y que nada hizo mella, menos el tiempo, en la relación entre el cantante y la gente que lo sigue.

Más información

Palito Ortega da explicaciones sobre su retiro: “Sería injusto pedirle más a la vida”

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar La Voz para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Shotoes similares