Temas candentes cerrar

РУССКИЙ КОРАБЛЬ, ИДИ НАХУЙ!

La bronca del padre del quiosquero asesinado en Ramos Mejía: mensaje para Alberto Fernández y Cristina

“Quiero agradecerles a Alberto y Cristina por largar a todos los asesinos”, señaló el hombre. Protestas e incidentes tras el crimen del comerciante.

Con bronca y dolor, Pedro Sabo, el padre del quiosquero de 45 años asesinado el domingo durante un asalto a su local de Ramos Mejía, lanzó un duro reclamo contra las autoridades nacionales por el crimen de su hijo, en otro hecho de inseguridad que sacude al conurbano bonaerense.

En ese sentido, en medio de la movilización de vecinos a la subestación oeste de La Matanza, el hombre acusó al Gobierno de “largar a los chorros y a todos los asesinos”.

“Quiero agradecer a Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner) que largan a los chorros, a todos los asesinos y matones a matar a gente buena a la calle. ¡Gracias Alberto y gracias Cristina!”, señaló en diálogo con TN el papá de Roberto Sabo, quien murió de un disparo cuando una pareja de delincuentes armados intentó robarle en su comercio.

“Todos los días hay muertos. Se acuerdan de los 30 millones que desaparecieron (sic). Ojalá que vengan los militares y maten a todos estos hijos de puta. El ejército a la calle. Si los políticos quieren gobernar al país, que gobiernen, pero hay que armar al ejército”, agregó Sabo.

Mientras los vecinos protestaban y exigían justicia, el padre del joven asesinado recordó los dichos de la conductora Susana Giménez y pidió la pena de muerte: “Al que mata hay que matarlo. Pena de muerte a los delincuentes”.

Inseguridad. El reclamo de justicia por el crimen del kiosquero, frente a una comisaría de Ramos Mejía. (Clarín)

Por otro lado, también reclamó la presencia del intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. “Que venga a dar la cara. Quisiera cortarle la mano a quienes votan por Alberto y Cristina. Nunca les pasó nada”, señaló. Y agregó: “Me arruinaron a toda la familia. Está lleno de delincuentes acá. Todos los días hay muertos”.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se hizo presente en la subestación oeste de La Matanza pocas horas después de ocurrido el crimen. Sin embargo, su presencia no fue bien tomada por los vecinos.

El crimen del quiosquero

El quiosquero de 45 años fue asesinado a balazos cuando una pareja de delincuentes armados intentó robarle en su comercio de la localidad bonaerense de Ramos Mejía y luego sustrajo un vehículo y una moto para intentar escapar aunque finalmente quedaron detenidos, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió alrededor de las 14, cuando un hombre ingresó a un kiosco ubicado en Avenida de Mayo y Alvarado, en la zona comercial de la citada localidad del partido de La Matanza, y asesinó a su dueño a tiros.

[embedded content]

La víctima fue identificada como Roberto Sabo, de 45 años y murió casi en el acto y, según los primeros informes médicos, presentaba seis orificios de bala.

Según las fuentes, un testigo fue quien alertó a la Policía cuando el asesino salió del local y se fugó en un Ford Focus color negro, que había sido robado minutos antes y a mano armada a un remisero que se encontraba por la zona.

Los voceros señalaron que en medio de la huida, los dos delincuentes que iban en el auto chocaron contra un árbol en el cruce de las calles Saavedra y Alvear, tras lo cual, ingresaron a un supermercado con la intención de simular unas compras y cambiarse la vestimenta para no ser reconocidos.

En tanto, efectivos de la comisaría 2ª de Ramos Mejía, de la Subestación Oeste de La Matanza, fueron alertados minutos después que los mismos sospechosos le robaron la moto a un delivery, por lo que rápidamente iniciaron un operativo cerrojo que finalizó con la detención de la pareja en Avenida de Mayo y Rivadavia.

El operativo también contó con la asistencia de las cámaras de seguridad del municipio que indicaron los movimientos de los asaltantes.

Los detenidos fueron identificados como Leonardo Daniel Suárez (29), con domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), y una adolescente de 15 años, que reside en el barrio Ejército de los Andes, más conocido como Fuerte Apache, en Ciudadela.

En su poder de los sospechosos se hallaron cinco teléfonos celulares, dinero en efectivo, un revólver calibre 22 con cuatro vainas intactas y una servida.

La causa quedó a cargo del fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, quien caratuló al hecho como “homicidio en ocasión de robo”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar La Voz para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Shotoes similares