Temas candentes cerrar

San Lorenzo empató en el debut de Montero | San Lorenzo de Almagro

El Ciclón, diezmado por las bajas, no pudo aguantar el resultado en su visita a Arsenal y se trajo un punto de Sarandí en un partido polémico y muy friccionado.

San Lorenzo salió a imponer condiciones pero sin arriesgarse a sufrir contras fuertes de un equipo que, si se ponía en ventaja, se iba a cerrar atrás. Dominó en el mediocampo con mucha gente y protagonismo de Gordillo para la recuperación de la pelota y Ortigoza para el juego. Los volantes, Palacios y Pitton, pisaron varias veces el área y los laterales pudieron pasar al ataque.

Si bien no se vio una defensa tan férrea, el Ciclón no sufrió en demasía los ataques del local. El gol llegó a los 16 minutos del primer tiempo, cuando Bruno Pitton tiró un buen centro por abajo para que Uvita Fernández la mande a guardar. Por delante de él estaba Alexander Díaz, mientras que por atrás entraba Julián Palacios para superar en números a la defensa de Arsenal dentro de su propia área. Tras el tanto la indicación de Paolo Montero fue clara: no retroceder. San Lorenzo siguió con la misma tesitura, la de llenar de gente el mediocampo, atorar la salida del local y llegar con bastante gente al área rival. En el cierre del primer tiempo, el árbitro del partido se comió un penal a Alexander Díaz que le podría haber servido al Ciclón para ampliar la ventaja.

En el complemento Arsenal salió a buscar y San Lorenzo se replegó. Si bien le costó salir de contra al equipo de Montero, ya que no generó situaciones de riesgo en los segundos 45 minutos, no sufrió tanto en el inicio de ese período. Gattoni tuvo un par de cierres importantes y, a los 23 del ST, Carabajal se elevó sobre un Gaby Rojas que no saltó y estampó de cabeza el 1-1 final.

Sobre el cierre, en un partido muy picado y fuera del control de Leandro Rey Hilfer, se fueron expulsados el autor del gol del local y Rojas por una pelota que el jugador de Arsenal fue a buscar con imprudencia ante un lateral izquierdo de San Lorenzo que respondió con una patada en el piso cuando la jugada ya había terminada.

El empate termina siendo justo, porque los equipos dominaron un tiempo cada uno. A Boedo le queda la espina de haber abierto el marcador y sobre si los cambios funcionaron o no, pero con el plantel acotado que le quedó a Montero para este partido era poco lo que se podía exigir en ese aspecto…

Shotoes similares