Temas candentes cerrar

San Herrera: la razón del histórico empate de Talleres ante Sporting Cristal por la Libertadores

El arquero de Talleres se quedó con los mejores ataques de Sporting Cristal y sostuvo el “0″ ante Cristal que permitió el pasaje inédito a la siguiente ronda.

Todas las pelotas fueron a Guido Herrera, la figura enorme de un Talleres que celebró en Perú y supo aguantar. Así, edificó una clasificación enorme e histórica. Para el recuerdo. Y contra todo.

El cotejo tuvo intensidad y se jugó con dientes apretados desde la primera pelota. Talleres intentaba jugar con máxima concentración, mientras Sporting Cristal quería hacer su partido: manejar la pelota con la técnica innata del jugador peruano, tocando y tocando desde el fondo del campo.

Antes de los 10 minutos, Sporting apretó a la “T” y fue profundo, con un par de centros calientes que la zaga se encargó de neutralizar. El Matador no encontraba la pelota y sufría.En medio de ese sofocón, el equipo de Caixinha logró encontrar algo de aire y en un centro llovido Girotti cabeceó y la bola salió cerca del palo.

La “T” tenía que despertar y protagonizar el partido si se quería llevar algo importante de Lima.

Para colmo, ni Fértoli ni Matías Godoy podían encontrar ni pelota ni espacio para desequilibrar. Los de barrio Jardín estaban desconectados y la dupla Girotti-Santos, aislada.

Justo antes de la media hora, Godoy se mandó un “jugadón”: eludió a varios rivales, tocó para Girotti que asistió a Fértoli. El tiro del “Rayo”, desde adentro del área, salió por poco. El partido estaba ahí.

A los 32, un error en la salida de Díaz le dio una gran chance al “11″ local, Ávila. Su remate, potente y bien ubicado, requirió una volada espectacular del ex arquero de Belgrano para mantener el 0-0.

Y fue otra vez Herrera quien le sacó el gol a Sosa, con un remate a quemarropa dentro del área a los 37. Y, antes del cierre del primer tiempo, un tiro libre a Gonzáles. Sí, el “22″ fue vital para irse con la igualdad al entretiempo.

Apenas comenzado el complemento todo se complicó aún más. Santos vio la segunda amarilla por un golpe a Yotún y el equipo se quedaría con “10″ con 40 minutos por jugarse.

Caixinha rearmó el esquema, entraron Juárez y Martino, y Talleres fue un 4-4-1 con Girotti arriba. Así, la “T” iba a tener que aguantar los continuos embates del local.

Los minutos finales fueron un suplicio. Y Herrera fue cada vez más gigante, hasta la bola final.

Talleres celebró porque supo sufrir y aguantar, con el alma.

El llanto emocionado de Fassi con la clasificación de Talleres
Shotoes similares